domingo, 8 de diciembre de 2013

Flotando sobre el río Miño. Bosque da Fervenza (O Corgo, Lugo)

Como un acto de amor
que se repite varias veces al año, 
el bosque da Fervenza se hace río
y el río, bosque.

El centenario bosque da Fervenza es un bosque autóctono que el río anega periódicamente. Es entonces cuando robles de más de 300 años y alisos monumentales nadan en la corriente, refrescando sus raíces. Sus lagunas, charcas e islas fluviales decoran un paisaje muy singular.
Las aguas del río parece que “hierven” y se embravecen en los rápidos y en las presas que las conducen a un molino
Ruta del Bosque da Fervenza
Punto de inicio de ruta : Casa rural A Fervenza (O Corgo)
Tipo de ruta: Lineal - 4,2 Km
Duración estimada- 2h 30 m
Dificultad en progresión - Baja
Dificultad en orientación - Baja
PERFIL:Todos los públicos
El bosque da Fervenza forma parte de un ecosistema que se extiende a lo largo de la ribera del río Miño y que cuenta con la figura de protección de "Reserva de la Biosfera". Está unido con la ciudad de Lugo por caminos naturales, muy sencillos y fáciles de seguir.

El viaje desde la capital provincial es de unos 15 placenteros kilómetros, a través de una pista sin apenas pendiente, entre bosques de ribera, molinos, islas, paisajes rurales y el río y sus aguas siempre como referencia. Para los que viajéis con tiempo y con curiosidad por descubrir la intimidad de cada paisaje, tal vez venir desde Lugo, andando o en bicicleta, sea la manera más hermosa de acercarse a este singular entresijo. Para los más tranquilos, tendréis la posibilidad de hacer parada y noche en el bosque, para regresar al día siguiente con una sonrisa en los labios de los que duran una buena temporada
Una vez en el bosque da Fervenza, tanto si llegáis por los caminos naturales como por los asfaltados, os encontraréis con diferentes rutas, que convergen, se unen y se complementan y qué os podrán servir para orientar vuestra experiencia según el nivel del río en cada estación del año. ¿Que estáis en una de esas temporadas en las que el río y el bosque se funden en un paisaje único y salvaje? Los caminos de la parte alta os llevarán hasta diferentes puertas abiertas al Gran Encuentro del agua con el arbolado. Y si hace sol, calor y ¿el baño es una tentación permanente? Pues varios caminos han de llevaros a charcas hermosas que se encuentran entre las rocas y el verde exuberante de la vegetación de ribera. Hasta podréis seguir caminos que os conducirán hasta antiguos robledales en cuyo centro respiran oscuras lagunas llenas de vida y de misterio. Y por si fuera poco, el buen trazado de caminos y derivaciones os permitirá recorrer el terreno a vuestro antojo por unos y otras, inventando la ruta que más convenga a los sentidos, sin el temor de perderos.
¡Sea como sea, lleguéis desde donde lleguéis, esta tierra y este río han de cautivaros! Recomendamos que os acerquéis a vivir este bosque en distintas épocas del año para poder presenciar los cambios casi mágicos que se producen en él con el paso de las estaciones.

4 comentarios:

  1. Preciosas fotografías! Me han encantado todas, pero las de la niebla le dan un misterio especial a esos paisajes.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Qué bellas fotos!Me invade una gran morriña de esos lares! Gracias por el recorrido y el recuerdo de tan hermoso lugar que atesoro con amor.Besos.

    ResponderEliminar
  3. E no corgo da fraga
    vin os ollos da terra
    que mirábannos co medo
    mesmo dos vivos reflexos,
    dos mortos lembros
    Castinheiros podres e vellos
    medraban ao seu longo carroucho
    E a auga *frida lixeira
    ficaba na ialma dos rescoldos
    dos penedos mollados e aterecidas
    ca frialdade da súa corrente

    *Ferida...(ferida pola friaxe que percorre brava, ou montaraz, enchendo o río, o seu leito)

    Saúde, saudade e lembros
    no (do) tempo morrinhento
    que co paraugas na man
    caminha lento... :)´


    [Las gargantas que se producen entre la espesura del bosque y que bien fotografías dejando entrever la luz en las hojas que clarean algo tanta sombra. Luego en pleno tiempo lluvioso bajan las aguas por el río arremolinado el temor y cuidado que produce esa corriente que, incluso, ahoga a los peces...:))´]
    Un saludo

    ResponderEliminar