miércoles, 7 de marzo de 2012

OTOÑO EN LA RIBEIRA SACRA (1)

MONASTERIO DE SANTO ESTEVO DE RIBAS DE SIL

El monasterio benedictino de Santo Estevo de Ribas de Sil está situado al norte del municipio de Nogueira de Ramuí­n, en la ladera meridional del rí­o Sil.
Aunque se haya atribuido su fundación a San Martí­n Dumiense en el siglo VI, la primera documentación conservada es un privilegio de Ordoño II del año 921, en él autoriza al abad Franquila a reconstruir el monasterio, concediéndole numerosas posesiones.
Durante los siglos posteriores el monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil crece en importancia, creándose la que parece en parte leyenda, que afirma que durante los siglos X y XI se retiraron al monasterio nueve santos obispos, lo que extendió su fama y fue recogido en el escudo del monasterio con nueve mitras.

A finales del siglo XV, la reforma monástica impuesta por los Reyes Católicos y el Cardenal Cisneros propicia su incorporación, en 1499, a la congregación de San Benito de Valladolid. Desde 1530 hasta la exclaustración de 1875 es Colegio de Artes, pasando después la iglesia a parroquial.
La iglesia abacial es románica, de finales del siglo XII y comienzos del XIII, pero ha sufrido modificaciones posteriores. Tiene planta basilical, con tres naves rematadas por tres ábsides semicirculares. Originalmente tení­a techumbre de madera, que fue sustituida en el siglo XVI por bóvedas de crucerí­a.


.El monasterio se organiza alrededor de sus tres claustros. El claustro de los Obispos, en realidad el claustro Reglar o de las Procesiones, de dos cuerpos y planta rectangular, es el más antiguo y comunica directamente con la iglesia. El primer cuerpo es románico, de principios del siglo XII. El segundo cuerpo, del siglo XVI, es todaví­a gótico aunque reformado posteriormente.

  

El claustro pequeño, situado al norte del anterior, fue construido por Diego de Isla a partir de 1595; está compuesto por dos cuerpos, formados por arcos de medio punto sobre columnas dóricas.
El claustro de la Porterí­a o claustro Grande, situado al oeste de los dos anteriores, es de planta rectangular. Tiene tres cuerpos, ninguno abovedado, con arcos de medio punto. En el cuerpo intermedio se encontró empotrado en un muro un extraordinario retablo o altar románico, probablemente de principios del siglo XII, que luego fue trasladado al brazo norte del crucero.

                                                                     

En la actualidad forma parte de la red de Paradores de Turismo de España.


Fotografía del bosque de castaños que rodea al Parador

No hay comentarios:

Publicar un comentario