sábado, 9 de abril de 2011

LAS MÉDULAS, UN PASEO POR EL TIEMPO



Camino hacia Galicia se alcanza un paraje único, al que siglos atrás habían llegado ya los romanos en busca de oro. Y lo encontraron dejando tras de sí un paisaje de extraordinaria belleza: LAS MÉDULAS.(Según la tradición, el nombre del actual paraje tendría su origen en el del monte Medulio, cuya ubicación es cuestión de debate. No obstante, hay otra opinión entre los expertos según la cual provendría de la denominación tradicional que se le daba a los amontonamientos de paja, muy comunes en la zona. En el habla tradicional de El Bierzo, aún en uso, existen palabras como meda, montón de forma cónica, y medar, amontonar la hierba, así como medeiro, que según el catedrático Jesús García y García son "parientes" del castellano médano (duna o montón de arena), proviniendo, según él, de la voz latina meta. Otros autores lo relacionan con la voz latina metalla. Aun así, la opinión de que el nombre proviene del Mons Medulius tiene muchos partidarios entre los expertos).
Las Médulas, paraje increíble, obra gigantesca de la ingeniería romana, para extraer el preciado oro. Aquí los romanos removieron millones de toneladas de tierra mediante el procedimiento conocido como "ruina montium". Montañas enteras quedaron reducidas a barro y oro que fue a engrosar las arcas del Imperio, según cuenta Plinio el Viejo.
Estos parajes, de una belleza tan extraña como impresionante, es lo que queda de la mayor mina de oro que los romanos explotaron al noroeste de la península utilizando un procedimiento conocido como "ruina montium". Se minaba el corazón de la montaña con una intrincada red de galerías de distinta longitud y en las que se sucedían los tramos más anchos con repentinos estrechamientos. Más tarde, se liberaban sobre los túneles enormes masas de agua -traída de las montañas cercanas mediante una red de canales y almacenada cerca de la explotación-, lo que producía el colosal derrumbe. El lodo que así se producía era lavado para extraer el oro. Como un vestigio más de la actividad minera del imperio, se conserva el lago de Carucedo, formado por las aguas utilizadas en la extracción y lavado del oro.



Las Médulas, las he visitado en un par de ocasiones, la última el día 1 de agosto, fui con unos amigos, pues esa noche pernoctábamos en O Cebreiro, ya que al día siguiente nos disponíamos a hacer desde allí el Camino de Santiago, me gustaría resumiros en pocas palabras la belleza del lugar, pero es imposible, los que ya estuvisteis allí estaréis de acuerdo conmigo, y los que no,lo podréis apreciar en estas fotos.Las Médulas, es un regalo de la naturaleza, una manera diferente de dejar volar la imaginación y remontarnos a otra época.
Adentrarse en aquel paraje natural, contemplar esos montes con tantos tintes, tan escarpados, y tan cerca del cielo, hace volar mi imaginación, ver a aquellas gentes subiendo cubas de agua y retirando piedras del camino, para lograr un engranaje que permitiera subsistir a aquel pueblo que nos dejó ese Paisaje Natural llamado Las Médulas. Pasear por Las Médulas aunque lo hagas acompañado/a es una ruptura con la rutina, con el ruido, consigues por momentos evadirte y olvidarte de la compañía y disfrutarlo en soledad, sencillamente es un paseo maravilloso, por lo menos en lo que a mi se refiere, quizás por que soy una romántica. Pasear a la sombra de castaños centenarios, montes rotos por la actividad minera, arboledas, montones de piedras inservibles, galerías dedicadas a la bajada de agua, piedras y ese preciado mineral, el oro, que a través de los tiempos se convertiría en un privilegio que solo está al alcance de los ricos .
Todo parece irreal y no exagero, el contraste del rojo dorado de la tierra, con el verde de castaños y encinas es tan bonito, que parece que parece que estés viendo una imagen de película.
Me gustaría ver el contraste otoñal de los tonos naranjas y dorados, tiene que ser todo un espectáculo, Ahí queda como una nueva asignatura pendiente.



Estas son las preciosa vistas de las que disfrutamos desde el mirador de Orellana



6 comentarios:

  1. Unas imagenes maravillosas!!!!!
    El paisaje desde luego espectacular , un buen trabajo!!!
    Besiños

    ResponderEliminar
  2. Preciosísimo paraje. Los ocres y verdes se funden y allí encuentras los ogros, brujas, elfos y gnomos escondidos o asomando por doquier.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  3. He estado varias veces en las Médulas porque una parte de mi familia es de León y estoy de acuerdo contigo, es espectacular. Las fotos que presentas, una maravilla.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Impresionantes!! Yo estuve hace unos años y son increíbles! ME encantaron!

    ResponderEliminar
  5. No hay que irse fuera de nuestro país para encontrar paisajes espectaculares llenos de vida e historia.

    Preciosas fotos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. una fotos estupendas. Como ha cambiado el blog. Está fenomenal.

    ResponderEliminar