sábado, 21 de agosto de 2010

LOS MOLINOS DE FOLON Y PICON




Los molinos del Folón y del Picón forman parte del rico patrimonio etnográfico de O Rosal. Este grupo de legendarios y populares molinos en cascada han sido declarados en 1998 Bien de Interés Cultural por la Xunta de Galicia. Los primeros molinos datan de los siglos XVII-XVIII son edificaciones hechas de piedra aprovechando la pronunciada pendiente del cauce del río. Su función era la de moler el grano del trigo, maíz o centeno para hacer harina. Alrededor de los molinos se generó toda una cultura popular con un lenguaje propio que se aplicaba a expresiones e incluso a canciones. Este bello conjunto etnográfico del Folón y del Picón se encuentra situado en la ladera del monte llamado Campo do Couto, entre los barrios de Martín y Fornelos. Se trata de 67 molinos (36 en la vertiente del Folón y 31 en la vertiente del Picón) distribuidos en un marco de incomparable belleza. La ruta empieza con un suave ascenso donde los molinos del Picón se van sucediendo a lo largo del cauce del río hasta llegar al nº 26 donde el esfuerzo del visitante se verá recompensado con un mirador natural desde el que se puede observar una impresionante panorámica del valle de O Rosal, del río Miño y del monte Santa Tecla. Después del merecido descanso, el viajero iniciará el descenso por la vertiente del Folón, donde los estrechos senderos y escalones de piedra se mezclan con el intenso color verde de su flora. Del Folón también desciende un regato con el mismo nombre y un área recreativa para los que quieran disfrutar de esta fantástica zona. Con esta ruta, además de disfrutar de la naturaleza, el viajero podrá conocer la estructura y funcionamiento de los molinos de agua, patrimonio cultural legado por nuestros antepasados y que supuso para ellos una parte importante de su economía doméstica.

Martes 20 de julio de 2010, por fin lo he conseguido.
Estoy feliz, me siento alegre porque es verano, mi segundo día de vacaciones , y disfrutándolo a tope, por fin un año después de haberlo planeado he subido a los molinos, como habreis podido comprobar realmente merece la pena , el lugar y el paseo lo valen, lleva alrededor de hora y media o dos horas , aunque ha nosotros nos ha llevado un poco mas, porque nos lo hemos tomado con mucha calma, el día estaba estupendo no hacia calor en exceso el aire era tibio, el cielo azul, si los arboles o los pájaros hablaran dirían lo mismo que pienso yo, mientras me paro a contemplarlos.

6 comentarios:

  1. Maravilloso lugar......mágico,diría yo....tomo nota para algún día llegar a él......preciosas fotos,chus.....

    ResponderEliminar
  2. Sips, preciosas fotos, ya no me asombra ver tu buen trabajo, te has ganado mis respetos. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Unha das miñas asignaturas pendentes. Como excusa sempre teño a mesma: cando vou por eses lares, estou tan necesitado de mar...que non me dou despegado da costa!!.

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchas ganar de ir a estos molinos, a ver si viene un poquito el frío para poder caminar sin problemas...

    ResponderEliminar
  5. Preciosa excursión y que fotos tan bonitas !
    Me alegro de que la disfrutaras !

    Besos !

    ResponderEliminar